Samsung Galaxy Note 9, otro modelo explosivo de la marca


  • Equipo FM

    SAMSUNG se ha convertido en la marca más explosiva de los últimos años. Ahora le toca el turno al Galaxy Note 9.

    Una estadounidense llamada Diane Chung de Long Island ha denunciado la explosión de su teléfono móvil, el cual se calentó extremadamente y de forma repentina mientras lo estaba usando, terminando con la posterior explosión del dispositivo dentro de su bolso.

    Según consta en la demanda publicada por el New York Post.

    Este podría ser el primer informe de un Samsung Galaxy Note 9 incendiado, esto se une al desastre de la compañía surcoreana en 2016 con el Galaxy Note 7, del cual Samsung tuvo que tirar 2,5 millones de dispositivos en todo el mundo además de quedar vetados en aviones.

    El Samsung Galaxy Note 9, que se vende por unos 900€ "no debía tener ese problema" según dijeron trabajadores de Samsung antes de su lanzamiento el pasado 24 de agosto.

    "La batería de Samsung Galaxy Note 9 es más segura que nunca. Los usuarios ya no tienen que preocuparse por las baterías ", dijo el CEO Koh Dong-jin.

    Otra gran ejecutiva de Samsung, Kate Beaumont -directora de planificación de productos- dijo que la compañía ahora tenía un "control de seguridad de la batería" en varios pasos y que el Note 9s "absolutamente" no se incendiaría.

    Pero justo después de la medianoche del 3 de septiembre, Diana Chung estaba en el ascensor de un edificio de Bayside cuando su flamante teléfono de 1.000 dolares "se puso extremadamente caliente", según documentos judiciales.

    Ella dejó de usar el teléfono inmediatamente y lo puso en su bolso. De repente, citamos textualmente; "se escuchó un sonido de silbidos y chirridos, y vio como empezaba a salir humo espeso de su bolso", alega.

    Diana Chung puso el bolso en el suelo del ascensor e intentó vaciarlo, quemándose los dedos mientras sacaba el Galaxy Note 9 de Samsung que humeaba, según dice la demanda.

    Atrapada en el ascensor y "extremadamente asustada", Diana Chung dejó caer el teléfono y empezó a pulsar todos los botones del ascensor, la gran cantidad de humo espeso que emitía los hacían difíciles de ver.

    Al llegar al vestíbulo, dio una patada al teléfono chisporroteante del ascensor.

    El móvil no paró de arder hasta que un buen samaritano lo cogió con un paño y lo metió en un cubo de agua, afirma Diana en la demanda de la Corte Suprema de Queens.

    El incendio la dejó incapacitada para contactar clientes y destrozar todo lo que tenía en su bolso, afirma Chung, quien calificó la experiencia de "traumática".

    Samsung debería haber sabido que el teléfono era "defectuoso", acusa a Chung, que quiere daños no especificados y una orden de restricción que prohíbe las ventas de cualquier Galaxy Note 9s.

    "No hemos recibido ningún informe de incidentes similares relacionados con un dispositivo Galaxy Note9 y estamos investigando el asunto", dijo un portavoz de Samsung.

    Me parece una noticia absolutamente bochornosa para Samsung, la cual de seguir así, no le auguro compradores fieles próximamente.


 

0
Conectado

40
Usuarios

96
Temas

170
Mensajes