Arde un teléfono en la mano de un niño